Go to Top

Qué es el estreptococo, cómo se transmite y cómo se previene

Ante la aparición de fallecimientos de los niños y adultos vinculados con la bacteria, se informa a los compañeros de FATLYF que estamos frente a un problema sanitario que ha sido ya divulgado.

El agente es la bacteria Estreptococo que está ampliamente difundida en la naturaleza, la mayoría de las personas y los animales la llevan en la piel, la boca, la garganta y sobre todo en las manos. Cuando la persona portadora disminuye sus defensas por tener alguna enfermedad o herida, el estreptococo se hace virulento y produce su propia enfermedad y a veces la muerte.

Hay factores de riesgo en niños que predisponen al contagio de la enfermedad:

  • Padecer o haber tenido una enfermedad viral (varicela, anginas, gripe)
  • Infecciones de piel y partes blandas.
  • Infección de herida quirúrgica.
  • Infecciones virales previas y alguna condición subyacente relacionada con la inmunidad del paciente. (diabetes, cáncer, neumonías, gripe A)

¿Cuáles son los síntomas de la bacteria streptococcus pyogenes?:

  • Fiebre Alta
  • Dolor de garganta
  • Vómitos
  • Malestar en la garganta
  • Rechazo de alimentos
  • Dificultad respiratoria
  • Anginas
  • Faringitis
  • Lesiones en la piel

¿Qué hacer ante la aparición de los síntomas?

Es fundamental concurrir en forma temprana a la consulta médica porque con el diagnóstico y el tratamiento inmediato el chico evita las complicaciones y deja de contagiar a las 24 o 48 horas de iniciado el tratamiento. No se debe perder tiempo y cuando aparecen síntomas si es en un niño, hay que concurrir al médico, y no automedicarse. Si un hermano o familiar comienza con fiebre consultar al médico, No se debe enviar a los niños enfermos al colegio para no propagar la enfermedad.

¿Qué signos de alarma obligan a volver a la Guardia o consultar al pediatra?

Si el niño persiste con fiebre elevada o mal estado general, rechazo del alimento, decaimiento evidente o cambios en la coloración de la piel debe concurrir nuevamente y de inmediato a la guardia.

¿Cómo prevenir el contagio de la bacteria?

La puerta de entrada de las infecciones invasivas suele ser especialmente la piel y secundariamente las mucosas.
No acudir a la Guardia de no presentar los síntomas característicos ya que el contagio se puede dar por compartir el mismo ambiente con niños infectados.

Por lo tanto:

  • Lavarse las manos
  • Cubrirse cuando tose

Resumiendo…