Go to Top

La importancia de las vitaminas y minerales en el embarazo

La Alimentación de la madre, antes y durante la gestación, es esencial para garantizar un adecuado crecimiento y desarrollo del bebe, así como también para preservar su propia salud.

Para el desarrollo del bebe es necesario el consumo de ciertas vitaminas y minerales: un consumo insuficiente en esta etapa de la vida puede tener consecuencias en el desarrollo del niño a futuro.

Teniendo en cuenta todo lo dicho, vamos a enumerar las vitaminas y minerales que no pueden faltar en el embarazo.

Acido Fólico:
Numerosos estudios han puesto de manifiesto que las futuras madres que consumen dosis correctas de ácido fólico durante el embarazo, tienen menos probabilidades de tener un bebé con malformaciones del sistema nervioso central, como por ejemplo:

  • Desarrollo incompleto del cerebro.
  • Espina bífida: espina dorsal que no se ha acabado de cerrar, con alteraciones de la médula espinal.
  • Asimismo, el ácido fólico contribuye a prevenir los defectos de: labio, paladar, corazón, riñones y extremidades. En consecuencia, es fundamental proporcionar al embrión un aporte adecuado de ácido fólico durante sus primeras 4-8 semanas de embarazo, período en el que tiene lugar la formación de los principales órganos. Teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos, cuando ya ha transcurrido el primer mes de la gestación, todavía no se es consciente de que se espera un hijo, es aconsejable que las mujeres que desean quedar embarazadas, consuman ácido fólico unos meses antes de la concepción, siguiendo las indicaciones de su ginecólogo.

Los alimentos ricos en ácido fólico son las verduras de hoja verde, como espinaca, brócoli, repollitos de Bruselas, palta, espárragos, coliflor y lechuga. Las legumbres y los cereales integrales son también una buena fuente de ácido fólico. Dentro de las frutas, cuyo contenido en ácido fólico es mayor, podemos incluir naranja, frutilla, melón y uvas. También lo encontramos en el hígado y huevo.

Aunque estos requerimientos podrían cubrirse con la alimentación, especialmente si la misma incluye alimentos fortificados, existe consenso de mantener la suplementación antes y durante el primer trimestre del embarazo. La recomendación diaria de Acido fólico es de 0,4mg. De usar un suplemento para cubrirlo, este se debe consumir a la mañana en ayunas.

Vitamina B12:
La vitamina B12 es una vitamina hidrosoluble que forma parte del grupo de vitaminas del complejo B. La vitamina B12 y el acido fólico están muy relacionados.
La deficiencia de esta vitamina puede provocar un tipo de anemia llamada megaloblastica y, durante el embarazo, se ha asociado a un mayor riesgo de aborto, nacimientos con trastornos del tubo neural y espina bífida. Pese a que la suplementación especifica con vitamina B12 no es reconocida como una necesidad, especialmente en mujeres que mantienen una alimentación mixta que incluya alimentos de origen animal, revisiones sistemáticas recientes sugieren considerar la posibilidad de adicionar esta vitamina en los suplementos que proveen acido fólico así como emplearla en los alimentos para la fortificación.

Los alimentos ricos en Vitamina B12 son los alimentos de origen animal, entre ellos, las vísceras, que son fuente importante de esta vitamina, seguidas por las carnes, y los lácteos en cantidades menores.

Hierro:
La absorción de este mineral está notablemente aumentada durante el embarazo, especialmente en la segunda mitad (estimándose en alrededor del 25%). Según estos criterios se recomienda consumir 27mg/día. Esta cantidad se encuentra muy por encima de lo observado en la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud realizada en Argentina (ENNyS), siendo la media de consumo de hierro dietético de 18mg/día . Por estos motivos, la normativa actual en Argentina, en concordancia con las recientes propuestas de la Organización Mundial de la Salud, es realizar la suplementación diaria con un comprimido que aporte 60mg de hierro, se debe tener en cuenta las características particulares de la población asistida, qué esquema de suplementación resulta más conveniente para asegurar la mejor adherencia.

La carencia de Hierro puede ser causa de anemia, un síntoma predomínate de anemia en el embarazo es el cansancio excesivo. La forma de diagnosticarla es con un análisis de sangre.

Los alimentos ricos en Hierro son alimentos de origen animal entre ellos las carnes rojas, sobretodo el hígado, también lo encontramos en vegetales y legumbres pero, en estos casos, la absorción no es igual a la de las carnes. Contamos también con leche fortificada.

Consumir las carnes con vegetales y frutas va a aumentar la absorción del hierro, sobretodo el tomate, limón y cítricos en general.

Calcio:
El calcio es fundamental para la formación de la estructura ósea y dentaria del bebe. Durante la gestación, el requerimiento total de calcio es aproximadamente de 25 a 30g. La principal adaptación fisiológica que sucede en el organismo materno para hacer frente a esta mayor demanda, es el aumento en la absorción intestinal del mineral. Por lo tanto, no es necesario suplementar con calcio mientras la madre cubra la recomendación diaria de calcio.
Los alimentos ricos en calcio son: los lácteos y derivados. Pescados: lenguado, besugo, salmón, sardinas y boquerones con espinas. Verduras: acelgas, espinacas, col rizada, cebolla, berro, cardo, acelga, grelos y brócoli. Legumbres: judías blancas, garbanzos, lentejas y soja. Yema de huevo. Frutas secas.

Fuentes:
– Dra. Laura Lopez ,Lic. Marta Suarez. Fundamentos de nutrición normal. Ed. El ateneo
– Luciana Barretto , María José Mackinnona , Mabel Susana Poya , Adriana Wiedemanna , Laura Beatriz López. Estado actual del conocimiento sobre el cuidado nutricional de la mujer embarazada. Revista Española de Nutrición humana y dietética.
– Lic. Mg. María Elisa Zapata , Lic. Bioq. Alicia Rovirosa, Lic. Paula Pueyrredón, Dr. Federico Weill, Lic. Verónica Chamorro, Lic. Bárbara Carella, Bioq. Eugenia Maciero, Prof. Lic. Gabriela Olagnero, Dr. Esteban Carmuega. Situación alimentaria nutricional de las embarazadas y madres en periodo de lactancia de Argentina.