Go to Top

6 de Abril – Día Mundial de la Actividad Física

«El que no encuentra tiempo para ejercitarse tendrá que encontrar tiempo para la enfermedad.»
Earl de Derby

Impulsado por la Organización Mundial de la Salud, desde el año 2002 se celebra en todo el mundo el Día de la Actividad Física con el propósito de sensibilizar a la población y a las organizaciones sociales sobre la epidemia de sedentarismo del mundo actual y la importancia de una vida activa para mejorar la salud y prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles, promoviendo estrategias y prácticas efectivas para la promoción de una mejor calidad de vida.
Una de las mayores características de este nuevo siglo es el aumento de la inactividad física, cuya consecuencia la convierte en el cuarto factor de riesgo de mortalidad a nivel mundial. Nuestros niños gastan un promedio de 600 calorías menos por día que los de hace 50 años y pasan más de 2 horas diarias frente a la televisión, lo que provoca que la mayor parte de su vida transcurra en un gran sedentarismo.
Según estudios recientes, la práctica diaria de actividad física moderada reduce en un 50% el riesgo de enfermedad coronaria y en un 30% el de hipertensión, diabetes y cáncer de colón.
Por su parte, la OMS señala que un 60% de los habitantes no cumplen con la recomendación mínima de realizar 30 minutos diarios de actividad física, cuya práctica habitual previene y reduce riesgos de contraer enfermedades crónicas degenerativas, el sobrepeso y la obesidad que representan una amenaza de vida y un mayor riesgo de contraer diabetes mellitus, ciertos cánceres y artrosis.
Sobre estas cifras, la propuesta de la celebración para el año 2013 es motivar a las personas, especialmente a niños y adolescentes, a moverse más “sin barreras” a fin de promover hábitos saludables desde edad temprana, con el fin de incorporar el movimiento para mantenerlos en la etapa adulta y así contribuir a fomentar una vida más plena a nivel físico, mental y social.
El ejercicio físico diario desarrolla y mantiene una mejor condición muscular y de flexibilidad que genera más confianza en el cuerpo y en la capacidad física global, y promueve y facilita las actividades en equipo y de amigos favoreciendo la socialización.

Recomendaciones para moverse “sin barreras”:

  • En casa: ir al supermercado caminando; hacer las tareas domésticas; salir a pasear al perro.
  • En el trabajo: utilizar las escaleras; hacer actividades de pie; hacer reuniones de trabajo activas (de pie o caminando).
  • El transporte: evitar usar el ascensor, utilizar el trasporte público y bajar una o dos paradas antes del destino; acompañar a los hijos a la escuela a pie.
  • En el ocio: caminar; hacer deporte con los amigos y la familia; jugar con los hijos o nietos.
,