Go to Top

Consejos sobre la Lactancia Materna

El bebé para crecer sano y feliz necesita alimentación, cuidados e higiene adecuados y amado plenamente en cada contacto, palabra y mirada.

El mejor alimento para tu bebé es el que tu cuerpo creó para él, por lo tanto lo mejor es que lo amamantemos todo lo más que puedas salvo que tu pediatra considere otra indicación.

Al principio en tus senos tendrás calostro, que aporta al bebé todo lo que necesita en sus primeros días, luego comienza a bajar leche. Esto puede tardar hasta 72 hs después del parto.

A libre Demanda
No le impongas al bebé horarios estrictos, amamántalo cada vez que te lo pida. Tiene en cuenta que debe tomar 10 minutos de cada pecho y que no debe pasar más de 3 hs sin alimentarse. Si los primeros días de vida, pasan más de dos horas y no se despierta, intenta darle de mamar, rozando delicadamente sus labios con tu pezón.

Paso a paso construirán juntos los tiempos de alimentación y tus senos se estimularán para producir leche. Es muy importante que observes cómo toma tú bebé el pecho, de forma incorrecta le costará más y puede causarle trastornos alimentarios.

No uses perfumes ni jabones perfumados para higienizar tus pechos, lávalos solo con agua.

Posiciones
Existen muchas posiciones para amamantar, vos tienes que encontrar la que te resulte más cómoda. Aquí te ilustramos las más comunes.

El lugar
Procura que el lugar donde vas a amamantarlo sea tranquilo, cálido y con luz no muy fuerte, para que puedan mirarse y escuchar mejor. Si por causas específicas no puedes amamantar, es importante que mantengas el contacto profundo con tu bebé cuando le das la mamadera.

Consulta a tu Neonatólogo:

  • Si a pesar de muchos intentos, el bebé no logra desprenderse del pecho.
  • Si rechaza alimentarse.
  • Si llora antes y después de alimentarse aún acortando los tiempos.