Go to Top

Consejos sobre alimentación para estas fiestas

La mayoría de los argentinos somos descendientes de países europeos, donde las fiestas se desarrollan en invierno por este motivo las comidas son muy calóricas.

El problema es que por tradición, consumimos las mismas preparaciones que las que se consumen en Europa, pero aquí las altas temperaturas son muy comunes en esta época del año. También lo que se pasa de generación en generación es el hecho de consumir por demás: “Las fiestas no son fiestas si no contamos con la mesa llena de distintas preparaciones”, lo que muchas veces es perjudicial para la salud de los comensales.

Por todos estos motivos, vamos a brindar una serie de consejos para que podamos festejar y pasar un lindo rato en familia, pero cuidando nuestra salud:

Si va a cocinar cuidado con el picoteo.
Es muy frecuente que mientras está preparando esa comida especial, se vea tentado a probar un poco de todo lo que está preparando, por lo tanto es fundamental que antes de empezar a cocinar consuma alimentos saludables , como puede ser una fruta. No debe empezar a cocinar con hambre, lo ideal es empezar a cocinar después de alguna comida principal (Desayuno, almuerzo, merienda o cena).

Cocinar lo justo y necesario
Debemos romper la tradición de cocinar por demás, ya que estos platos hipercalóricos sobran y son consumidos los días siguientes a las fiestas por no tirarlos, lo cual nos lleva a seguir con el consumo excesivo, incluso después de las fiestas. También evite comprar grandes cantidades de turrones, pan dulce y confituras.

No sentarse a la mesa con hambre
Trate de consumir una colación antes que empiece la fiesta, es decir, coma una fruta con cascara, una porción de queso o un huevo duro, una hora antes de sentarse a comer.Coma despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.

Elegir lo que le gusta para comer
No se apure en servirse, mire toda la variedad de opciones y elija lo que más le guste, trate de llenar el plato en función del tamaño de un plato de postre, sin que este rebalse de comida. Trate de sentarse lejos de las fuentes de comida.

Tratar de elegir platos con pocas harinas para la entrada y plato principal.
Seguramente no se quiere perder la mesa dulce, entonces se debe limitar el uso de harinas para la entrada y plato principal. Para la entrada se pueden elegir preparaciones con verduras, frutas (preparaciones agridulces). Atún y mariscos.

Para el plato principal podemos elegir una porción de cerdo, pollo o pavita que son carnes más magras que la carne roja siempre acompañadas de verduras.

Evite el alcohol durante la cena
Trate de evitar el alcohol durante la cena, para poder brindar luego con lo que más le guste, de lo contrario trate de elegir un vino tinto para la cena. Evite consumir gaseosas con azúcar y, por cada copa de alcohol que consuma, debe tomar una de agua.

Elegir entre el postre o la mesa dulce
De postre puede elegir una fruta y darse un gusto con la mesa dulce u optar por helado y evitar la mesa dulce. Para la mesa dulce se pueden elegir frutas cortadas, almohadillas de salvado rellenas y frutas secas (almendras, nueces, castañas, avellanas) sin cobertura de chocolate. Evitar el mantecol y los turrones. El pan dulce es más sano si no tiene frutas abrillantadas.
Trate de servirse lo que va a consumir de mesa dulce en un plato y olvídese del resto.

Después de comer a bailar!!!!!
Va a pasar un lindo momento con sus acompañantes y de paso quema las calorías consumidas.
Todos estos consejos son para personas sanas, en el caso de existir alguna patología de base, además de cuidar el peso, se deberá cuidar en función de los consejos que le da el profesional que sigue su tratamiento.

En estas fiestas disfrute comiendo pero también cuidando su salud!!


Pan dulce light

8 porciones
Calorías por porción (100 gramos de pan dulce): 222.
Calorías de un pan dulce común: 440 aproximadamente.

INGREDIENTES

  • 300 g de harina de trigo 000
  • 110 g de harina integral
  • 25 g de levadura de cerveza
  • 100 c/c de leche descremada
  • Esencia de vainilla
  • Ralladura de ½ limón
  • Ralladura de ½ naranja
  • 15 c/c de edulcorante líquido (ciclamato, sacarina)
  • ½ cdita. de agua de azahar
  • 2 huevos chicos
  • 50 g de manteca light
  • 100 g de manzana rallada
  • 1 cda. sopera al ras de pasas de uvas sin semilla
  • 2 cdas. soperas al ras de mix de frutas secas trozadas
  • 3 mitades de peras deshidratadas
  • 3 unidades de orejones o damascos deshidratados
  • 1 cdita. de café de azúcar común

PREPARACIÓN
Disolver la levadura en la leche junto con la cdita. de azúcar y 10 g de harina 000 (descontarla del total). Mezclar y dejar levar al doble de su volumen en un lugar cálido.
Mezclar las harinas en un bol y hacer un hueco en el centro. Agregar allí los huevos, el fermento de la levadura, la esencia de vainilla y las ralladuras de limón y naranja. Incorporar el edulcorante y la manteca blanda. Unir desde el centro hacia los costados hasta formar un bollo tierno. Amasar y dejar levar hasta que la masa duplique el volumen.

Pasar todas las frutas por harina. Quitar el excedente con un tamiz.

Colocar el bollo sobre la mesada, abrirlo con las manos y esparcir adentro las frutas. Amasar hasta que queden bien integradas al bollo.

Formar panes individuales de 50 g aproximadamente. Colocar los bollos en los moldes deseados, dejar levar nuevamente y pincelar con leche a temperatura ambiente.

Cocinar en horno precalentado, entre moderado y bajo, aproximadamente
durante 50 minutos. En la base del horno colocar un recipiente con agua para generar vapor y evitar que el pan forme costra.

PRESENTACIÓN OPCIONAL
Al retirar del horno los panes se pueden glasear. Para ello mezclar dos cucharadas de azúcar impalpable con unas gotas de jugo de limón y pincelar la superficie de los panes. Se pueden espolvorear con granas o ralladura de naranja o limón, o colocar una fruta seca o alguna cereza.