Go to Top

Lactancia Materna: El mejor comienzo para la vida

Con la llegada de un bebé renace una mujer, convertida en mamá y también se consolida una díada: madre-hijo, nace el bebé después de esperar 9 meses para encontrarse con su madre y nace una nueva mamá que lo espero para cuidarlo, amarlo y amamantarlo, la combinación perfecta de amar y mamar. El bebé es un mamífero como titula su libro el Dr. Michel Odent, somos mamíferos y el bebé conoce el camino, nace alerta, receptivo y listo para encontrarse con su mamá, llegan al mundo con los reflejos de reptar hacia los pechos. La naturaleza es sabia, las mamás deben tener confianza, información para decidir, contacto precoz, apoyo, desterrar los mitos y hacer oídos sordos cuando los escuchen. Bendito sea el calostro, oro líquido a disposición para proveer a los bebés ni bien nacen y luego la leche de transición que con el correr de los días se transformara en madura. La leche materna es un tejido vivo que va mutando a lo largo de la toma y con el correr del tiempo y además resaltar el dato extraído de la OMS y Unicef, que en la primera hora de vida la LM, salva a un millón de bebés.

La lactancia materna es maravillosa e histórica, sobrevivimos como especie y además cuenta con múltiples beneficios, no solo para el bebé sino también para las mamás y la díada.

  • Beneficios para el bebé: Estos abarcan desde la alimentación: la leche materna va modificando junto al crecimiento del bebé, según la hora del día e incluso a lo largo de la toma; pasando por el apego con su mamá, la prevención de enfermedades, el consuelo y la tranquilidad. “Durante los seis primeros meses, el pecho de mamá es el órgano inmunitario del bebé”.
  • Beneficios al alcance de las madres: La recuperación más pronta de su útero, ya que bebé al succionar el pezón, produce la liberación de oxitócina en la mamá, está hormona es la que favorece el desprendimiento de la placenta, así el útero vuelve a su tamaño original y hay menor pérdida de sangre posterior al parto, disminuyendo la anemia. Además la lactancia inhibe la ovulación durante varios meses y esta ausencia del período menstrual contribuye al ahorro de hierro en la madre. También hay estudios recientes que demuestran un menor riesgo de padecer cáncer de ovarios y de mamá, además de la osteoporosis.
  • Beneficios para la díada mamá-bebé: se fortalece y consolida el vínculo de amor; hay menor incidencia de depresión posparto: la mamá se siente segura y con confianza por poder brindarse a su cría, elevando su autoestima y siguiendo sus instintos.

Las madres y bebés tienen todo al alcance con la lactancia materna: es bacteriológicamente segura, siempre está a temperatura ideal y además, es ecológica. Eso sí, aún hoy, se deben derribar muchos mitos que siguen dando vueltas y asustando a las mamás. La lactancia se debe naturalizar, visibilizar, fomentar y apoyar. Por más lactancias exitosas, prolongadas y mamás empoderadas…Todas las evidencias científicas en relación a la LM siempre nos arrojan beneficios, y cada vez se descubren más.

Pasos para disfrutar de la lactancia.

1° Paso: Contar con información previa. Sería oportuno e ideal que todas las mujeres gestantes puedan conocer cada uno de los beneficios de la LM, no solo para sus bebés sino también para ellas.

2° Paso: Establecer el contacto precoz. Que mamá y bebé; siempre y cuando no haya ninguna complicación, donde si, sea oportuna la intervención, se puedan reencontrar luego del parto, piel con piel, fomentando así el inicio temprano de la lactancia.

3° Paso: Contar con el apoyo de la familia, el entorno cercano, personal sanitario y sociedad en general. El éxito de la lactancia no depende solamente de la mamá, si bien es un trabajo en equipo con su bebé, la mamá para contener a su hijo también necesita sentirse valorada, respetada y acompañada.

4° Paso: Conocer los mitos y filtrar las opiniones destructivas que cercan a la lactancia materna. La humanidad se hubiese extinguido si está práctica hubiese resultado tan difícil como nos quieren hacer creer.

5° Paso: Confiar. Todas las mujeres están preparadas para alimentar a sus bebés, somos mamíferos y los pechos fueron diseñados con este fin. Sus principales funciones son el de proveer alimento y ofrecer consuelo. Los fracasos en la lactancia son por falta de apoyo y confianza. Dar la teta no duele, no tiene por qué doler.

Hay condiciones en las que la LM si está contraindicada*:

  • Lactantes con diagnóstico de galactosemia
  • Lactantes con enfermedad de orina de jarabe de arce
  • Madre con infección con Virus de H (VIH)
  • Madre infectada con virus linfotrópico humano de células tipo I y II (HTLV-1 y HTLV-2)
  • Madre infectada con Citomegalovirus (CMV)
  • Medicación o drogas que ponen en riesgo la salud del niño

*Aspectos clínicos de la lactancia materna. Módulo 3. Curso básico de lactancia materna. Ministerio de Salud y Desarrollo Social. 2019

Testimonios de mamás lactantes:

  • “La lactancia materna es la primera vacuna que recibe tu bebé, además del alimento, el apego y la seguridad que necesita al nacer”. Alejandra: mamá que gestó 2 bebés prematuros y es enfermera en el servicio de maternidad.
  • “La lactancia es lo mejor que le podes ofrecer…es como un puentecito, un embarazo más, el cuerpo de una es el pasaje y podemos hacer la transición lo más grata posible, es lo más lindo que nos puede pasar, es la llave para todo, te facilita el camino y encima es placentero”. Pilar: mamá de tres niños, psicopedagoga y docente.
  • “Dar la teta no tiene que doler y es hermoso, es lo mejor que te puede pasar y siempre es un trabajo en equipo: mamá, papá, hermanitos. La lactancia es sostenida y en equipo”. Sofía: mamá de dos niños, docente.
  • “Mi experiencia como donante de leche materna duro unos meses y esto no afecto para nada en la alimentación de mi hijo, al revés, fue todo muy positivo y constructivo. Sentía que esto que yo hacía de un modo tan sencillo y desde mi pequeño mundo se irradiaba algo valioso y de ayuda a alguien, algo para los demás me hacía muy bien a mí y a mi hijo, la conexión, el contacto, el vínculo que se alimentaba”. Diana, mamá de Pastor y que además fue donante de leche materna en el año 2009, en plena gripe A. Alimentó a un bebé de 5 meses que había perdido a su mamá a causa de esta enfermedad.

Julieta Corridor. Lic. en Comunicación Social. Docente. Promotora en Lactancia Materna
julietacorridor@gmail.com