Go to Top

31 de Mayo – Día Mundial sin Tabaco

Cada año la Organización Mundial de la Salud celebra el Día Mundial sin Tabaco con el propósito de advertir sobre los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción de dicho consumo en sus países miembros. El tema de la Campaña 2013 es la prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

El consumo de tabaco es la segunda causa mundial de muerte después de la hipertensión, y una epidemia que mata cada año a casi 6 millones de personas, el 80% de las cuales ocurren en el mundo en desarrollo. Además, el costo económico es devastador porque a los elevados gastos de salud pública relacionados con el tratamiento de enfermedades causadas por el tabaco, el tabaco mata a las personas en la plena vida productiva, privando a las familias de su sustento y a las naciones de una fuerza de trabajo sana, sin desconocer que los consumidores de tabaco son menos productivos durante su vida por ser más vulnerables a las enfermedades.

De allí la importancia de poner énfasis en las prohibiciones integrales a la publicidad, promoción y patrocinio, las que constituyen una de las estrategias más costo-efectivas para disminuir la demanda de tabaco, evidenciando pruebas que reducen el número de personas que adquieren o mantienen el hábito de fumar.

Según datos de la OMS del año 2011, menos del 6% de la población mundial está protegida por estrategias integrales de prohibición. El Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS sostiene que las partes que ratifican el convenio deben implementar una prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio integral dentro de los 5 años de haber entrado en vigor el convenio para esa parte.

En Argentina, la Ley 26.687 prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de los productos elaborados con tabaco, en forma directa o indirecta, a través de cualquier medio de difusión o comunicación, exceptuando aquella que se realiza en el interior de los lugares de venta o expendio de productos elaborados con tabaco, en publicaciones comerciales destinadas exclusivamente a personas o instituciones que se encuentren involucradas en el negocio del cultivo, fabricación, importación, exportación y en comunicaciones directas a mayores de dieciocho años, siempre que se haya obtenido su consentimiento previo y se haya verificado su edad. La ley también prohíbe que los fabricantes de tabaco auspicien y patrocinen ningún tipo de actividad o evento público, y a través de cualquier medio de difusión.

Hay que destacar también que en la actualidad 14 provincias argentinas cuentan con legislación que prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de los productos del tabaco.