Go to Top

17 de mayo – Día Mundial de la Hipertensión

La hipertensión, o más bien conocido como el “asesino silencioso”, se define como el aumento de la presión arterial de forma crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar en  complicaciones severas.

A nivel mundial,  este problema de salud afecta  a más del 30% de la población. En Argentina, 5.375 personas murieron por enfermedades hipertensivas durante el 2008 según las últimas estadísticas del Ministerio de Salud, y lo alarmante es que el grado de control no supera el 20%. Por estas razones, cada 17 de mayo se incentiva la toma de conciencia de esta enfermedad y se invita a tomar medidas preventivas.

Si bien  la hipertensión no presenta síntomas específicos es recomendable prestar atención al dolor de cabeza, zumbido de oídos, adormecimiento de mitad del cuerpo, mareos al levantarse, al cambiar de posición, confusión, distorsión de la visión, náuseas, vómitos, dolor de pecho, respiración entrecortada, hemorragia nasal y sudor excesivo.

La única manera de detectar en estos síntomas la aparición de hipertensión es a través de un diagnóstico precoz. Y aunque no puede curarse en la mayoría de los casos, puede controlarse mediante un tratamiento regular e individualizado de por vida.

Consejos para evitar la hipertensión

  • Reducir el sobrepeso.
  • Reducir el consumo de sal, consumir menos productos preparados y en conserva.
  • Reducir la ingesta de alcohol
  • Realizar ejercicio físico de 30 a 45 minutos, 3 veces por semana.
  • Reducir el consumo de café
  • Consumir alimentos ricos en potasio (legumbres, frutas y verduras)
  • Abandonar el cigarrillo

 

La única manera de detectar la hipertensión en sus inicios es con revisiones periódicas. Por tal motivo, es recomendable realizarse controles frecuentes y tener en cuenta que cada tratamiento es personalizado y se consideran factores que no son iguales en cada persona.

,