Go to Top

10 de Abril – Día de la Ciencia y la Técnica

«No deseo estatuas, placas, premios, calles o institutos cuando muera. Mis esperanzas son otras. Deseo que mi país contribuya al adelanto científico y cultural del mundo científico actual. Que tenga artistas, pensadores y científicos que enriquezcan nuestra cultura y cuya obra sea beneficiosa para nuestro país, nuestros compatriotas y toda la especie humana.»
Bernardo Houssay

Bernardo Alberto Houssay fue el primer científico argentino y latinoamericano distinguido con el Premio Nobel de Ciencias en 1947 por su descubrimiento sobre el rol de la hipófisis (glándula endócrina situada en el cerebro) en el metabolismo de los carbohidratos, y su relación con la diabetes.
En honor a la fecha de su natalicio en Buenos Aires un 10 de abril de 1887, fue instituida esta fecha como el Día del Investigador Científico y de la Ciencia y la Técnica. Su celebración constituye un reconocimiento a quienes contribuyen a un mayor bienestar general del país a través del estudio y trabajo de la ciencia y la tecnología, dos factores que merecen un lugar central entre las prioridades para el crecimiento económico de las naciones, generando importantes innovaciones que contribuyen al desarrollo sustentable.

Sobre estos postulados, Houssay impulsó la creación, el 5 de febrero de 1958, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), presidiéndolo hasta su muerte. Además, creó el Instituto Experimental de Biología y Medicina, y cofundó la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias.

La trascendencia del CONICET es la de promover, hasta nuestros días, la investigación científica y tecnológica en el país, brindado a estudiantes e investigadores la oportunidad de realizar una carrera científica y estudios de postgrado y perfeccionamiento.
Bernardo Houssay falleció el 21 de septiembre de 1971 dejando una obra pionera en la Argentina y decenas de discípulos de importancia mundial, como el Premio Nobel de Química de 1970, Luis Federico Leloir.